Ayer aparecia publicada la noticia “Nace el primer bebé de una mujer sin ovarios en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona” a la mayoria de medios de comunicación del pais. Una publicación que ha sobtado a los especialistas y al equipo del Centre Mèdic Dr. Torres i Pons, especializado en ginecología y obstetricia , y que trabaja en reproducción humana desde hace más de 15 años.

“Hace más de 12 años que se ha conseguido que, en mujer sin ovarios, o con ovarios que no funcionan, nazcan niños a partir de óvulos congelados”, declara el Dr. Torres quien además participó en el equipo que consiguió los primeros embarazos en España el 2002 y que llevó personalmente el primer caso: (hemeroteca periódicos) – i Human Reproduction Volume 18, Issue 7Pp. 1417-1421

Muchas mujeres afectadas de cáncer han conseguido, una vez superada la enfermedad, tener hijos gracias a la extracción y la congelación de sus propios óvulos que se han fecundado y transferido al cabo de los años. Eso sin contar que, en el mundo, miles de mujeres sin ovarios se quedan embarazadas gracias a óvulos donados por otras mujeres.

Aplaudimos la consecución del equipo de Sant Joan de Deu que sabemos que hace tiempo que se dedican intensamente a este tema, pero después de la noticia es necesario explicar la verdad. La verdad es que hay una larga y provechosa experiencia de conservar la fertilidad de las mujeres -que tienen cáncer, alguna otra enfermedad o simplemente envejecimiento- mediante la congelación de óvulos y que esta es la primera opción. Por otro lado, en medicina siempre hay que seguir la moda del año pasado, eso significa ser prudente y ver que no salgan efectos indeseables como la aparición de cáncer en el tejido transplantado. Un último punto en tiempos de crisi: que cuesta obtener un embarazo de esta forma ¿Se lo puede permitir el sistema de salud como una técnica generalizada?