¿Conoces la alternativa más sana al azúcar o la sacarina? La Stevia es un arbusto proveniente de Paraguay y Brasil con numerosas propiedades, óptimas para la salud y el bienestar. Sus hojas son de 10 a 15 veces más dulces que el azúcar común y está considerada por los científicos como el producto natural más indicado para elaborar postres y endulzar cafés, infusiones, yogures, helados…

A diferencia del azúcar o cualquier otro tipo de edulcorante, se ha demostrado que la Stevia no produce ningún tipo de efecto nocivo para la salud. Aunque el pueblo Guaraní parece haberla utilizado desde antes de la llegada de Colón, los primeros estudios de su uso se registran el año 1931, de la mano de dos científicos franceses (Bridel y Lavieille). Desde entonces nunca se han detectado casos de toxicidad ni informes perjudiciales sino que se han ido descubriendo múltiples efectos beneficiosos para la salud, confirmando que la Stevia es una planta antiácida, antibacteriana bucal, antidiabética, cardiotónica, digestiva, diurética, edulcorante, hipotensora, y que además es rica en hierro, magnesio y cobalto.

Algunas de sus propiedades:

  • hoja-stevia
    • Absorbe la grasa
    • Favorece la presión arterial
    • Contrarresta la fatiga
    • Facilita la digestión y las funciones gastrointestinales
    • Actúa contra las bacterias que atacan las mucosas bucales
    • Nutre el hígado, el páncreas y el bazo
    • Actúa contra los hongos vaginales de la mujer
    • Regula los niveles de glucosa en sangre
    • Promueve la sensación de bienestar
    • Sacia el hambre

 

Países como Japón, Corea o Brasil utilizan la Stevia de forma habitual y en grandes cantidades. Toda una revolución alimentaria que llega con fuerza a Europa, por esa razón ya podéis encontrarla en la mayoría de tiendas y supermercados más próximos.

¡Pásate a la Stevia!