Estudi realitzat en líquid amniòtic per detectar anomalies genètiques

Análisis de sangre para diagnosticar anomalías cromosómicas

Es un análisis de sangre que se realiza en la madre desde las 10 semanas de embarazo y con el cual podemos determinar las trisomías del 21 (síndrome de Down), 18 (síndrome de Edwards) y 13 (síndrome de Patau) y, actualmente también, del sexo fetal. Esta prueba tiene una muy alta probabilidad sobre todo para el síndrome de Down. Los resultados se obtienen en un máximo de 15 días hábiles.

En el momento presente es posible ampliar este estudio con la detección de cinco midrodeleciones (Síndromes de DiGeorge, Angelman, Cri-du-Chat, Prader-Willi y Monosomía 1p36).

Estudio realizado en líquido amniótico para detectar anomalías genéticas

Este estudio se realiza en el líquido amniótico obtenido mediante la amniocentesis. Permite determinar no sólo los cambios en el número de cromosomas, sino además alteraciones causantes de patologías que no se pueden observar en el cariotipo. Se pueden detectar más de 100 anomalías genéticas como el autismo, el síndrome de la X frágil, la distrofia muscular o el retinoblastoma.

Para saber todas las patologías que en este momento se pueden estudiar clica aquí

 

Grabación en DVD de la ecografía entre las 12 y 16 semanas

Entre las 12 y 16 semanas es un momento en que podemos observar el feto en su totalidad. Se puede realizar una ecografía muy emotiva ya que por primera vez puedes observar su forma humana. Podrás ver sus movimientos, sus manos, sus pies… y compartir estos momentos con la familia mediante un DVD.

Esta ecografía sólo se realiza en el centro de Granollers

 

Citomegalovirus, el virus desconocido del embarazo

Es una infección muy extendida y fácilmente contagiosa sobretodo mediante niños de 1 a 6 años que asisten a la guardería y de pacientes mayores e inmunodeprimidos. Como hay muchos casos, aunque el porcentaje de afectación en el feto por cada mujer es bajo, globalmente es la enfermedad que da más retraso mental en el bebé.

No figura en la mayoría de protocoles de asistencia a la embarazada pero nosotros hemos desarrollado uno para detectar el citomegalovirus en el curso del embarazo mediante un control analítico ya que es una infección que suele pasar desapercibida.

Si quieres saber más sobre el citomegalovirus y cómo prevenirlo sigue este enlace.

 

Prueba diagnóstica para detectar precozmente el cáncer de cérvix

En los últimos años hemos podido comprobar un gran crecimiento en las detecciones del virus del papiloma humano (HPV), un virus que se transmite a través de las relaciones sexuales –incluidas las orales- y que el preservativo no protege al 100%. Actualmente en la consulta encontramos este tipo de virus, de gran poder cancerígeno, en una de cada cuatro o cinco mujeres menores de 50 años.

La mayoría de personas elimina el virus al cabo de un tiempo del primer contagio pero en algunas persiste y se convierten en portadoras.

La prueba clásica para prevenir el cáncer de cuello de matriz es la citología pero esta no detecta directamente el virus hasta que no hay una lesión en las células del cérvix.

Actualmente existen pruebas más avanzadas que permiten detectar la presencia del virus de forma precoz antes de que provoque alguna lesión.

Podemos ofrecer la posibilidad de una prueba de detección de alta sensibilidad en personas que quieran conocer si son portadoras del virus, saber qué intensidad tienen y qué tipo de virus es.