Es importante cortar el cordón umbilical en el momento adecuado. Si se corta demasiado pronto, bajan los niveles de hierro del lactante, aumenta el riesgo de anemia que aun así no es frecuente en nuestro medio. Si se corta demasiado tarde, aumenta el riesgo de ictericia del bebé.

A veces no se puede esperar a cortarlo, por ejemplo cuando hay una vuelta estrecha de cordón alrededor del cuello del bebé. En los recién nacidos prematuros o con problemas también es mejor ir rápido porque si no tendrán más ictericia.

En el Centre Mèdic Dr. Torres i Pons hemos tenido en cuenta estos estudios y actualmente, si se trata de una parto normal, de 39 o más semanas y sin vueltas de cordón, cortamos el cordón cuando éste deja de latir. Normalmente un minuto y medio, máximo dos.

Amplía la información sobre el cordón umbilical en el siguiente enlace